Escucha, levántate y camina hacia la libertad.

Vivimos en un mundo en el que hemos perdido la capacidad de escuchar, de prestar atención a los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor. Un mundo que nos exige ser multitareas y en el que se nos pasan los días solo atendiendo el móvil y sus diferentes funciones como:

  • Revisar las redes sociales.
  • Responder los comentarios.
  • Estar atento a los mensajes de Whatsapp.
  • Hacer algunas que otras llamadas.

Aunque ya con el Whatsapp se llama cada vez menos y se escribe más. Antes ahorrábamos los minutos para que nos alcanzaran a fin de mes y ahora mejor sobran.

Redes ocupan nuestra vida

Todos vivimos muy ocupados con el trabajo, los estudios o alguna actividad y no hay tiempo para detenerse, no hay tiempo para vivir la realidad que nos ha tocado como persona. También, en muchas ocasiones, se pasa el tiempo preocupado en complacer a los demás, en ser lo que el otro quiere que tu seas y no en lo que Dios quiere que tu seas.

Tenemos tanto ruido alrededor que no podemos escuchar la voz de Dios o no escuchamos claramente lo que el nos quiere decir o quiere hacer de nosotros. Vivimos a sí hasta que llega un punto donde no se puede más.

Escucha cual es el plan de Dios contigo.

Dios te ha creado para que Vivas, no para que te pases la vida en un sin sentido y sin un rumbo claro, desorientado. Dios te ha creado para vivir en el amor, en un amor nuevo que solo lo puedes descubrir dejándote amar por el.

El primer detalle de este amor de Dios con nosotros, es que nos ha hecho libre. Nos ha creado con la libertad de escoger el camino que lleva a la vida a través de hacer su voluntad o el que lleva a la muerte a través del pecado.

Sin darte cuenta vives como un esclavo.

El hombre que no conoce el amor de Dios, intenta vivir según lo que él considera que es amor y no se da cuenta que vive en el egoísmo porque quita la libertad de ser al otro, con tal de ser él mismo y realizarse.

¿Cuantas veces has hecho algo para complacer al otro, para estar bien con los demás? Te cuesta decir no, porque piensas que puedes perder el afecto de la otra persona.

Por esta razón caes fácilmente en la fornicación, porque piensas que complaciendo a esa persona te va a querer más y la va a tener a tu lado por siempre, que vas a ser feliz.

Sin embargo experimenta la infelicidad, a pesar de que tienes esa compañía, porque te das cuenta que eres utilizado y que eres un simple objeto para darle un servicio a otro y ser tirado.

La mujer, sobre todo, experimenta esta tristeza porque descubre que en el fondo no es amada sino usada.

En el suelo por el pecado

Quien te ama no te utiliza sino que te cuida, te protege y busca tu felicidad. Está dispuesto a combatir para esperar entregarse en la plenitud del Sacramento del Matrimonio y hacerse una sola carne contigo.

Despierta, que la persona con que te vas a la cama no te ama ya que te utiliza y a lo mejor ni cuenta se ha dado. Busca su bienestar, su placer, no tanto el hacerte feliz.


Te puede interesar:


El Noviazgo fuera de la castidad no tiene futuro.

Si es un noviazgo que está simentado en la carne, que no viven en castidad, entonces el matrimonio tiene grandes posibilidades de fracasar.

No se han sentado las bases del amor mutuo y verdadero, de la donación, por lo que aparece, con el tiempo, la infidelidad, ya que se pierde el interés en el otro y se sale a buscar fuera lo que ya no se encuentra dentro.

El Santo Padre Francisco en la exhortación apostólica Amoris Laetitia dice: “Recuerden la importancia de las virtudes, entre estas, la castidad resulta la condición preciosa para el crecimiento genuino del amor interpersonal”.


Te puede interesar:


 

Dios te quiere libre.

Vivir de esta manera es ser un esclavo afectivo y Dios no se complace en que seamos esclavo. Mira como Dios responde frente a la esclavitud de un pueblo llamado Israel, envía a Moisés a obrar señales y prodigios para liberar este pueblo, pero a la vez para mostrar que él es el único Dios en medio de una cultura Politeísta, de creencia en muchos dioses.

Toda la religiosidad de aquel tiempo llevaba al hombre a intentar acercarse a un Dios lejano cumpliendo con sacrificios, sin embargo Yahvé se hizo él cercano al pueblo esclavo, para liberarle y llevarle a una tierra nueva, una tierra que mana leche y miel, donde se hace presente el amor a Dios y el amor al prójimo.

Pero en este caminar deben pasar la experiencia del desierto, donde no había nada y lo tenían todo porque Dios iba con ellos.

Esta experiencia es fundamental, ya que es en el desierto donde Israel va a conocer su corazón idólatra y Dios le va a mostrar su fidelidad. Es en el monte Sinaí, a través de Moisés, donde Dios le va a decir a este pueblo: “Escucha Israel: Yahvé nuestro Dios es el único Yahvé” (Dt 6, 4).

Abre el oído Israel y entérate que no hay más Dioses que el Dios que te ha llamado de la esclavitud de Egipto, para llevarte a una tierra de libertad.

Ama y has lo que quiera.

Esto es importante en nuestra vida porque Dios nos ha creado para vivir en la libertad del amor. Esto te lo explica esta frase de San Agustín: “Ama y has lo que quiera”. Porque todo lo que hagas no hará daño al otro, a tu prójimo.

¿Cómo puedo vivir de esta manera?

A estas alturas te estarás haciendo esta pregunta. Pues mira, primero busca al Señor que se deja encontrar por ti y luego déjate amar gratuitamente por él, a pesar de tus pecados.

Pero hay algo muy importante que no puede faltarte y es buscar una comunidad en la Iglesia. Una comunidad de hermanos que te pueda ayudar a combatir cada día y donde puedas recibir una palabra que vaya ayudándote a cambiar de rumbo.

Hay varios carismas o grupos en la Iglesia Católica donde puedes congregarte.

La ayuda de una comunidad.

Yo por ejemplo soy de una comunidad del Camino Neo-Catecumenal desde el año 1993. Y ese ha sido el bastón que Dios me ha regalado para sostenerme cada día.

En ella he recibido la gracia de la Renovación del Bautismo a través de varias etapas. También el don inmenso de unos hermanos que no se han escandalizado de mi y me han amado como soy.

A través de la Iniciación Cristiana del Camino Neo-Catecumenal, Dios ha ido poniendo orden en mi vida, en medio del caos en el que me encontraba.


Si quieres saber más de mi experiencia, te invito a leer el apartado Sobre mi, en este blog.


Tu vida puede cambiar.

Empezarás a experimentar que puedes vivir sin depender de la aceptación del otro, de actuar para complacer al otro con tal de no perder su compañía o amistad.

Por eso abre el oído y escucha: El único que te ama sin condición es Dios. El no te pide que entregues nada sino que él se entrega, en su hijo Jesucristo, para sacarte de la esclavitud del pecado que te lleva a la muerte.

 

Levántate e inicia una vida nueva.

¿Tú cómo te encuentras hoy? ¿te encuentras en esta situación? Levántate, no te quedes tirado ahí en el piso de tus pecados, mordiendo el polvo.

El Señor te acoge, como a María Magdalena, y no te acusa sino que te levanta y te dice una cosa: “en lo adelante no peques más”. Esto quiere decir que huyas de la tierra del pecado, que combatas cada día apoyado en él, que es el único que no se escandaliza de ti y que te ama hasta la muerte para que tu vivas.

Escucha y se libre

“El amor es casto, y en este mundo hedonista, el placer está en la publicidad. Yo les digo: sean castos. Es difícil en esta sociedad hedonista”.

“Un amor que hace de la vida de la otra persona sagrada. Yo te respeto. Yo no quiero usarte”.

Papa Francisco a los jóvenes en Turín, 21 jun. 2015.

Con este primer artículo quiero hacerte un llamado a levantarte e iniciar de nuevo, pero esta vez no en tus fuerzas sino apoyado en Jesucristo.

Escucha, Levántate y Vivirás que Dios te ama ciertamente y quiere hacerlo todo nuevo en ti.

Y tú, ¿Qué dices de este tema?

Puedes dejarnos tus comentarios, más abajo, sobre que te ha parecido este artículo o como te ha ayudado.

Que la Paz de Cristo Resucitado te acompañe y no te olvides de rezar por nosotros.

Alexis Avilés

Alexis Avilés

Tengo una esposa encantadora, 6 hijos que son un don de Dios, pertenezco al Camino Neocatecumenal, Catequista Itinerante en la Diócesis de San Francisco de Macorís desde el año 2002. Soy Ingeniero en Informática y Correr es mi deporte favorito. ¿Qué más podría pedirle a Dios?

¡Espera! Aún Tengo algo más...

Comparte esta publicación

Comentarios:

6 comentarios en “Escucha, levántate y camina hacia la libertad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre protección de datos:
  • Responsable: Alexis Alejandro Avilés Santos.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comentar en esta publicación.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.

Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *.

No te pierdas ningún artículo, déjanos notificarte cada vez que publiquemos uno nuevo.

 

Suscríbete por Whatsapp, Telegram o Correo electrónico presionando en el servicio de tu preferencia.


Correo
Correo
Whatsapp Telegram
Whatsapp Telegram

Listo, ya está suscrito.

No te pierdas ningún artículo, déjanos notificarte cada vez que publiquemos uno nuevo.

 

Suscríbete por Whatsapp, Telegram o Correo electrónico presionando en el servicio de tu preferencia.


Correo
Correo
Whatsapp Telegram
Whatsapp Telegram

Listo, ya está suscrito.

escuch@yvivirás

Notificaciones Whatsapp

 

Solo tienes que seguir los siguientes pasos...

 

1.- Guarda en tus contactos nuestro número: +1-829-751-1256.

 

2) Envíanos un mensaje vía Whatsapp a nuestro número y escribe: 1er Nombre o tus Iniciales + “RECIBIR”.

You have Successfully Subscribed!

Escribe a Escucha y Vivirás

escuch@yvivirás

Notificaciones por Correo

 

Puedes suscribirte llenando el siguiente formulario...

* Dato requerido
Consentimiento *

Muy bien, ya estás suscrito.