Es normal, decía Don Bosco, que todo católico se pregunte por su vocación. Esto porque el alma no está dispuesta a conformarse con menos que el todo.

Que alegría porque hoy tenemos como invitado, nuevamente, a Frank Rodríguez. ¿Lo recuerdan? escribió un artículo para el blog, llamado Cuando la esclavitud sale disfrazada de libertad.

Ya que estamos viviendo un tiempo maravilloso dentro de la Iglesia, donde Dios nos llama a descubrir nuestra vocación, Frank a querido aportar la limosna de su experiencia vivida, hasta ahora, después de responder a un  llamado vocacional.

Adelante Frank, todo lo que puedas aportar es bienvenido a este blog.

Gracias Alexis por la invitación y por el recibimiento, gracias a ustedes lectores, espero que el tema sea una luz para sus vidas. Pasemos adelante entonces.

Nos encontramos en verano, momento donde se toman las decisiones, para aquellos que han finalizado la secundaria. Pero también las vacaciones donde, a veces, descubrimos que lo que una vez fue nuestro anhelo (una carrera), no cumple la promesa de sentirnos realizados. No se sacia dentro el hambre de plenitud y de hacer algo extraordinario (cosas que puede vivirse en lo ordinario).

Es época de cosecha, donde la iglesia va a sus graneros, a buscar a quienes estén dispuesto a ser alimento, para un mundo que agoniza por falta del conocimiento de Dios.

Todos tenemos una Vocación


Es normal, decía Don Bosco, que todo católico se pregunte por su vocación. Esto porque el alma no está dispuesta a conformarse con menos que el TODO, porque somos seres finitos con aspiraciones infinitas”, parafraseaba San Juan Pablo ll constantemente.

En la debilidad.

Pero una duda salta enseguida: ¿Cómo podría ser fiel si ahora tengo tantas debilidades? Ello unido a que la lógica nos señala los escándalos y precariedades de la iglesia.

Decía CS Lewis en su libro “Cartas del diablo a su sobrino”, que el diablo no puede engañarnos con el pasado, porque este, Dios puede iluminarlo y mostrar una historia de salvación perfecta. No puede engañarnos con el presente, porque Dios actúa en el presente. Pero si puede engañarnos con el futuro, pues, al no existir, desestabiliza nuestro presente.

La duda en la fidelidad.

Surge la pregunta: ¿Cómo voy a ser fiel en el mañana? Y una llamada a la felicidad, queda reducida a anhelos que no vieron la luz.

Piensa en la vocacion - Escucha y Viviras

Dios ha hecho una alianza, y sus cláusulas, las podemos entender desde la película “Como si fuera la primera vez”. En ella Adam Sandler debe enamorar a Drew Barrymore todos los días, porque todos los días ella le olvida. Así Dios todos los días recuerda a Israel sus acciones, para que no olvide su amor.

A nosotros nos ha prometido: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28, 20).  Para que seamos partícipes y testigos de lo eterno.

La familia.

Otra de las dudas que se producen dentro de nosotros cuando tenemos alguna inquietud, es respecto a la familia. ¿Que sucederá con ella si me voy? Fue la pregunta que me hice cuando quise responder a la aventura que Dios me invitaba.

Padres mayores - Escucha y Viviras

Recuerdo que un familiar ante el comentario, súbitamente me respondió: “el lugar que ocupas en casa, lo ocupará Jesucristo. Y él lo hace mucho mejor que tú”. Es una experiencia donde puedo plasmar mi firma.


La vocación es un don de Dios


Yo por mi parte, estando ya a las puertas del sacerdocio, puedo decir: que no merezco tanta felicidad, teniendo la experiencia de las palabras de Benedicto XVI: “Dios lo da todo y no quita nada, él, qué no ha tenido miedo en elegirnos”.

Llamado a la Vocacion - Escucha y Viviras

En un momento pensé que estaba abandonando cosas por el Señor, casi es tono de merecer una medalla. Pues contaba con una prometedora carrera como abogado, novia y una mochila de proyectos que deje a un lado para ser pescador de hombres.

Pasado los años y viendo lo que estoy recibiendo, contemplo con emoción, que recibo oro a cambio de mis espejos, un tiempo en el que estoy viviendo una vida a plenitud. Una vida en la que no estoy castrado como dice el mundo, sino que en cada día encuentro una oportunidad para donarme, porque ciertamente he encontrado la vida, perdiéndola.

Y tú, ¿Qué dices de este tema?

Tu opinión es importante, puedes dejarnos tu comentario sobre el tema de hoy, más abajo.

Un abrazo y recen, ya que la mies es mucha y los obreros son pocos. No olviden de rezar por mi vocación también.

Que la Paz de Cristo quede con todos ustedes.

Alexis Avilés

Alexis Avilés

Tengo una esposa encantadora, 6 hijos que son un don de Dios, pertenezco al Camino Neocatecumenal, Catequista Itinerante en la Diócesis de San Francisco de Macorís desde el año 2002. Soy Ingeniero en Informática y Correr es mi deporte favorito. ¿Qué más podría pedirle a Dios?

¿Te ha gustado este Artículo? Puedo compartir otros más contigo.

Inicia un tiempo nuevo en tu Vida.

Suscríbete presionando en los servicios de tu preferencia.

Whatsapp
Telegram

escuch@yvivirás

Quiero ayudarte en tu noviazgo, matrimonio o familia, a vivir según el proyecto de amor que Dios tiene para ti, sin dejarte influenciar por un mundo que está perdiendo los valores cristianos y que nos presenta el mal como un bien donde realizarnos.

¿Te interesa este tema? Puedo compartir contigo más artículos sobre el mismo.

Inicia un tiempo nuevo en tu Vida.

Suscríbete presionando en los servicios de tu preferencia.

Whatsapp
Telegram

No te pierdas nada

Suscríbete

Lo + Reciente

Puedes seguirnos

Comparte esta publicación

¡Espera! Aún Tengo algo más...

Comentarios:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre protección de datos:
  • Responsable: Alexis Alejandro Avilés Santos.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comentar en esta publicación.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.

Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *.