Que tiempo dedicar al noviazgo

El tiempo que pasan juntos los novios es un tema que una amiga y hermana me ha pedido tratar en algún artículo. Y realmente es un detalle importante a cuidar en el noviazgo.

No sé trata de que tiempo debe durar el noviazgo, sino más bien, el tiempo que pasan juntos diariamente.

Una relación de noviazgo es un tiempo para descubrir la voluntad de Dios, el proyecto de Dios con la pareja. Como hemos podido tratar en un artículo anterior.

Sin embargo se tiende a pasar por alto este detalle y, claro está, una pareja de enamorados va a querer estar juntos a todas horas, en todo momento.

¿Es esto conveniente para la relación? Vamos a adentrarnos entonces y cada quien saque sus conclusiones.

Mucho o poco tiempo, ¿Qué es mejor?

Ahora con las nuevas tecnologías, estamos más comunicados y no se deja casi espacio al otro. Se está siempre dando un seguimiento a las actividades que la otra pareja está realizando.

En una relación cada uno necesita su espacio y tiempo. Un tiempo donde puedan hacer otras actividades, conectarse con su entorno, tanto familiar como de trabajo, estudio o amistad.

De tal forma que en este espacio se va sintiendo la falta del otro y no el cansancio de estar con el otro. El momento de estar más tiempo juntos, vendrá con el Sacramento del Matrimonio. El noviazgo es solo un tiempo para conocerse y ver si Dios quiere realizar un hermoso proyecto familiar con la pareja.

Se debe sentir la falta del otro y no el cansancio de estar con el otro.

Problemas que pueden surgir.

Me imagino que ya has empezado a preguntarte, entonces ¿Qué es mejor? Sinceramente no hay una repuesta precisa ya que cada pareja es un mundo y no podemos dar una receta para todos, sino algunas ideas para que cada uno saque sus conclusiones.

En una relación de noviazgo donde se pasan la mayor parte del tiempo juntos, pueden surgir algunas dificultades, como son:

  • Cansancio o hastío.
  • Dependencia afectiva.
  • Costumbre de estar juntos.
  • Mayor riesgo de caer en la sexualidad.

Cansancio o hastío.

El estar la mayor parte del día juntos, causa que uno de los dos o ambos, se cansen del otro. Ya que todo el día gira en torno a la otra persona, no tienes un espacio para dedicarte a hacer otra actividad o compartir con otros.

Novios lejanos

Llega un momento en la relación que no se extrañan, que ya no hace falta ni siquiera hablar con el otro. El noviazgo se convierte en algo asfixiante.

En un principio los dos quieren estar todo el día juntos, incluso sacrificando todo tipo de actividad personal. Y no pasa nada en los primeros meses, pero la relación empieza a entrar, sin darse cuenta, a este momento asfixiante e inicia un rápido deterioro en el noviazgo.

Por esto es importante darse su espacio, que el otro me pueda extrañar, esté ansioso de que llegue el día y la hora de verse. Que cuando me llame o me escriba, realmente lo haga porque siente la falta de saber del otro, de comunicarse y escuchar su voz.

Novia esperando al novio

Dependencia afectiva.

Al contrario de lo que veíamos anteriormente, puede surgir también una dependencia afectiva del otro. O sea, no puedo vivir sin esa persona.

El día depende del otro, no compartes con los demás y se tiende a no tener actividades solo. Al contrario, lo que se busca es que todo el día gire en torno o detrás del otro.

Por tanto me olvido del mundo y sus habitantes, ya que todo lo concentro en la otra persona y en la relación.

Mujer triste

Incluso se puede llegar a desarrollar unos celos que minan la relación. Esto porque se hace del otro como un bien del cuál soy propietario y no quiero compartirlo. Por lo que aparecen celos infundados que van deteriorando el noviazgo.

No hay confianza porque la vida solo puede girar en torno a mi persona y el otro no se puede salir de mi círculo. Incluso, el ver a la pareja compartir o hablar, hasta con persona del mismo sexo, provoca siempre una sospecha porque se piensa que sólo tiene que vivir para mí.

En muchas ocasiones, cuando se termina este tipo de relación, aparece la sensación de que si no era con esa persona entonces no puede ser con otra. Se cierran a otro noviazgo porque no puede ser que exista otra persona como era esta. Hay un miedo, incluso, a lanzarse a iniciar una nueva relación.

Algunas consecuencias.

En estos últimos años estamos asistiendo a tres fenómenos de muerte que están afectando a nuestra sociedad, fruto de este tipo de relación, entre otras cosas:

  1. Soportar el maltrato de la pareja con tal de no perderla.
  2. El suicidio cuando uno de los dos termina la relación, ya que la vida giraba en torno a la otra persona y no puede haber vida fuera de ella.
  3. El asesinato ya que si no eres para mí, no puedes ser para otra persona.

Estas son consecuencias que pueden surgir porque hemos hecho del otro un ídolo, al que le pedimos que nos dé la vida. Nos olvidamos que el único que puede darnos la vida es Dios, que no dependemos de otro para vivir, sino de Dios.

La otra persona puede irse, desaparecer y la vida continúa. Es verdad que se pasa un momento de tristeza pero Dios enjuga las lágrimas de todos los rostros y si esa persona no estaba en el plan de Dios, pues mucho mejor que se halla terminado esa relación.

Esto servirá de experiencia para madurar y esperar la persona que Dios tiene pensado para un proyecto de matrimonio. Se podrá vivir otro noviazgo de frente a la voluntad de Dios y no dependiendo de la voluntad del otro.

Acostumbrarse a estar juntos.

Otra situación que puede presentarse a lo largo del tiempo, es acostumbrarse. Ya nos acostumbramos de compartir, de hablar, de salir, entre otros y la relación pierde la ilusión, la chispa, se llega a un punto donde se detiene y se duerme.

Entonces uno de los dos se enamora de otra persona, pero se le hace difícil terminal esa relación deteriorada para iniciar otra. Esto por el miedo al cambio de vida, el que va a pensar el otro o como vamos a vivir separados.

Por eso es tan importante de vivir el noviazgo sin encerrarnos en una bola de cristal y olvidarnos de que existe el mundo. Y que toda la vida gire en torno a la otra persona.

Mayor riesgo de caer en la sexualidad.

El riesgo de caer en la fornicación puede ser mayor, ya que pasan más tiempo juntos y también solos. Esto abre más oportunidades de caer en pecados sexuales.

Novios siempre juntos

El tiempo del Noviazgo se vive en un combate con la carne. Se corre siempre el riesgo de quemar etapas y de repente el sexo se convierte en parte esencial de la relación. Por eso es esencial evitar los momentos de peligros, como visitar la casa cuando el otro está solo o andar solos para arriba y para abajo.

Está situación puede llevar a que el amor inicial se convierta en solo deseo carnal. Que quiera estar en esa relación solo para calmar la sed de la carne y no para madurar en una relación para un futuro matrimonio.


Te puede interesar:


Una de las consecuencias que esto puede traer, es un embarazo en la juventud, dónde todavía no hay una madurez ni se está preparado para formar un hogar.

Joven embarazada

Aquí aparecen los matrimonios por compromiso con la que va a ser madre y también en un tiempo récord, porque hay que cumplir con la sociedad o las presiones familiares. Y muchos terminan al final separándose.

Pero lo peor que puede suceder es que la pareja decida abortar la criatura. Esto porque no es el momento, no estoy preparado para asumir este compromiso, que pasará con mis estudios universitarios o proyectos que tenía, entre otros.

Entonces se empeora la situación porque asesinan una criatura indefensa y quedan unas secuelas psicológicas en la madre, que puede afectarle el resto de sus vidas.

Por eso una regla de oro es no verse cuando uno de los dos está muy débil en la sexualidad. Por naturaleza en el hombre y la mujer hay momentos en que se está más débil en este punto. Pues el fuerte, en ese momento, debe defender a su pareja y la relación evitando, incluso, el verse ese día.

Calidad de tiempo.

Más que pasar muchas horas juntos, es conveniente aprovechar el tiempo y no perderlo atendiendo cosas triviales que no aportan nada a la relación.

Cuando voy a una plaza o alguna cafetería, es muy común el ver dos novios sentados con un móvil en las manos. Están juntos físicamente pero su mente está en otra parte.

Parejas enganchado al movil

Este es un ejemplo de lo que quiero decir con calidad de tiempo. Es aprovechar que estamos juntos estas dos horas y la disfrutamos compartiendo una película o hablando de un tema y hasta de planes futuros, lo que veas. Todo lo que pueda construir la relación y la comunión en el noviazgo.

En mis tiempos los novios teníamos mucho de que hablar. Nuestros padres se quejaban de que ocupábamos el teléfono largas horas y de que llegábamos tarde de visitarla. Que recuerdos aquellos.

Cuando hablábamos por teléfono por lo menos nos dábamos cuenta del estado de ánimo del otro. Ahora es más difícil porque todo es por mensajería. Y aunque existe los emojis emocionales nunca van a sustituir la voz de la persona amada.

En este sentido es importante que si se ven dos o tres días a la semana, pues que sean de provecho y claro está, sanamente. Sin ningún tipo de distracciones como el móvil o de amigos que roban toda la atención.

Novios juntos

7 consejos prácticos.

Si has llegado hasta aquí es porque este tema ha sido de tu interes y no quiero que te vayas sin algunos consejos prácticos:

  1. Deja espacio para que tu le hagas falta al otro.
  2. No te aferres, como dice la canción. La vida no te la va a dar el otro, sino Dios.
  3. Evita, a toda costa, las ocasiones en la que puedas caer en la tentación de la sexualidad.
  4. Si estás muy débil en la sexualidad, evita el encontrarse ese día. Mejor hablar por teléfono.
  5. Evita salir solos, alíate con amigos o parejas que puedan acompañarse y cuidarse.
  6. No te alejes de los amigos, pero no olvides que tienes un noviazgo que respetar.
  7. Cuidado con olvidarte de tu familia. Sobre todo de tus padres. Ellos tuvieron su experiencia y es casi seguro que pueden aportar mucho a la tuya.

Aquí te dejo un vídeo animado de algunos consejos del Papa Francisco por Catholic link:


Podemos seguir hablando del tema, pero vamos a dejar algo para otros artículos y no alargarnos más. Espero que haya podido aportarte algo con este artículo. Si deseas, puedes dejar tus comentarios más abajo.

Que la Paz de Cristo Resucitado acompañe tu noviazgo y no te olvides de rezar por nosotros.

The following two tabs change content below.
Tengo una esposa encantadora, 6 hijos que son un don de Dios, pertenezco al Camino Neocatecumenal, Catequista Itinerante en la Diócesis de San Francisco de Macorís desde el año 2002. Soy Ingeniero en Informática y Correr es mi deporte favorito. ¿Qué más podría pedirle a Dios?

Latest posts by Alexis A. Avilés S. (see all)

6 comentarios en “Que tiempo dedicar al noviazgo

  1. Muy buen artículo, de gran utilidad para jóvenes y adultos, ya que un noviazgo bien llevado puede constituir la garantía de un matrimonio feliz. Bendiciones.

    • Gracias Yacaira. Que bueno que se ha dado la vuelta por aquí y ha sacado unos minutos para leer el artículo.

      Tienes razón en lo del noviazgo. Hoy se ha relajado y simplemente se ha convertido en un pasar el momento, pasarla bien y ya. Sin embargo nos estamos jugando el proyecto futuro al que Dios puede estar llamándonos, de formar una familia y la sociedad.

      Y si hay algún noviazgo desviado, pues ánimo, que se levante y tome el buen camino. Será por mucho lo mejor.

Deja un comentario


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Alexis Alejandro Avilés Santos.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comentar en esta publicación.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.

 Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. 

Los campos obligatorios están marcados con *.


 

Acepto la política de privacidad *

 
 
¿Quieres estar al tanto de las publicaciones de Escucha y Vivirás?

¿Quieres estar al tanto de las publicaciones de Escucha y Vivirás?

Suscríbete a la lista de correo y te avisaré cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

* Dato requerido
Consentimiento *

Muy bien, ya estás suscrito.

Shares
Share This